Nuestra sala de barricas, el escenario de la crianza a medida

 
Nuestros vinos son el fiel reflejo del viñedo, de las parcelas y de las variedades de las que proceden. Con la crianza en barrica, buscamos respetar y dejar expresarse a la variedad y al terruño. El cuidado de la materia prima se mantiene como máxima en cada uno de los detalles.
 

SALA DE BARRICAS

Un sistema único de apilado,
trasiega y climatización en el mundo

 
Nuestra nave de crianza alberga un sistema único y totalmente automatizado de apilado, trasiega y climatización en el mundo, que nos permite trabajar con un amplio abanico de tipos de roble. Barricas de roble francés, americano, ruso, húngaro, pirenaico y mixto (duelas de roble americano y fondos de roble francés) con diferentes tipos de tostado, que elegimos y renovamos periódicamente. Criamos cada variedad por separado de forma personalizada; para ello, formamos pirámides de barricas según la parcela de las que proceden con el fin de extraer su máximo potencial.
 
 

CRIANZA A MEDIDA

En diferentes tipos de roble

 
 
En LAN, de entre los diferentes tipos de roble, seleccionamos los más adecuados para la crianza de cada uno de nuestros vinos. Escogemos maderas que aportan signos de identidad únicos y reconocibles a nuestra gama.
 
 

· Roble francés de los distintos bosques del centro de Francia (Allier, Tronçais, Jupille, Blois). Aporta una gran complejidad aromática con suaves aromas especiados (clavo, canela), toques mentolados, ahumados y cacaos. Tiene una alta carga tánica, que confiere una buena estructura en boca.

· Roble americano procedente de Ohio y Missouri, de los bosques en los Apalaches. Aporta aromas intensos de vainilla, coco y plantas aromáticas.

· Roble ruso del Cáucaso y la República de Adigueya. Tiene matices similares al roble francés, aunque es menos odorante y respeta los aromas primarios de la materia prima.

· Roble húngaro con matices muy similares a los del roble francés. En la variedad tempranillo aporta toques ligeramente más lácteos.

· Roble pirenaico. Tiene un aporte alto de polifenoles, así como de aromas de vainilla, caramelo, balsámicos, almendra y clavo. Nuestra última incorporación a una crianza en constante innovación.

 
 
 
 

INNOVACIÓN EN LAN

Las barricas mixtas

 
 
En LAN fuimos pioneros en el empleo de barricas mixtas, que combinan duelas de roble americano, que proporcionan los matices elegantes de la vainilla y coco, y fondos de roble francés, que añaden toques especiados, balsámicos y cacaos. Una combinación que atribuye una personalidad diferenciada a dos de nuestros vinos: LAN Crianza y LAN Reserva.
 

 

CRIANZA

Una pausada evolución en la botella

 
 
Un tiempo de espera en el que cada detalle importa. El manejo y cuidado del corcho, con exhaustivos controles de calidad, garantiza la perfecta evolución de nuestros vinos. Permanecen afinándose en botella durante meses. Con paciencia y calma esperamos el momento adecuado en el que cada uno de nuestros vinos alcanza su máxima plenitud y complejidad.