fbpx

Viña Lanciano,
una historia ligada a la tierra

 

Érase una vez un meandro a orillas del río Ebro. Érase una tierra cargada de leyendas e historias. Érase Viña Lanciano.

Viña Lanciano es el nombre de este espectacular enclave de 72 hectáreas, abrazado por un meandro del río Ebro, en el límite natural de Rioja Alta y Rioja Alavesa. Una ubicación privilegiada, al abrigo de la sierra de Cantabria, que favorece un microclima en cada una de sus 22 parcelas, en las que respetamos al máximo el equilibrio lógico de la naturaleza mediante una viticultura sostenible.
 

VIÑA LANCIANO

Un terroir de marcado carácter

El tiempo y el legado de la naturaleza —con las crecidas y estiajes del río a lo largo de los años— convierten a Viña Lanciano en un enclave de marcado carácter. Sus cepas de hasta 60 años de Tempranillo, Mazuelo, Graciano y Garnacha han de hundir profundamente sus raíces en busca de nutrientes para poder sobrevivir en este antiguo lecho del río repleto de cantos rodados. Un esfuerzo casi mítico de la naturaleza que se refleja en la personalidad de las uvas, a las que aporta matices minerales.

VIÑA LANCIANO

Un clima que deja su huella

Un terroir marcado por su situación: al abrigo de la sierra de Cantabria, con el monte El Rincón en el límite sur del viñedo y un meandro del río Ebro, que lo abraza al completo. Así se protege de manera natural de las heladas y de los rigores del verano.

Las cuatro estaciones en Viña Lanciano

Invierno

Mientras el viñedo duerme, comenzamos a podar nuestras cepas. Son labores que hacemos a mano y de manera tardía en beneficio de la propia planta; esperamos a que llegue el momento clave, en el que la savia vuelva a circular, lo que se conoce como el lloro.

Primavera

A finales del invierno o a principios de la primavera comienza la brotación de nuestro viñedo: las cepas van creciendo. Hacia el final de la primavera, la vid se llena de pequeñas flores, de las que saldrán los racimos. Es tiempo de la espergura y el desniete.

Verano

Es la época del manejo en verde del viñedo: el despunte, el deshojado y el aclareo. El fruto se desarrolla. El envero —el momento en el que los racimos cambian de color— nos indica la cuenta atrás hacia el comienzo de la vendimia.

Otoño

Después de entregar sus frutos, las hojas de las cepas cambian de color antes de caerse, para teñir el viñedo de amarillos, rojos y ocres. Los colores del otoño predominan en un paisaje único, que se traduce en un completo espectáculo para los sentidos.

VIÑA LANCIANO

Viticultura sostenible

Practicamos activamente la viticultura sostenible en nuestro viñedo con el fin de conseguir una viticultura de equilibrio y, de esta manera, fomentar las autodefensas de las cepas y un microclima de los racimos de buena aireación y luminosidad.

Conoce al detalle las prácticas sostenibles en Viña Lanciano.


Pasea sobre nuestro viñedo y descubre alguna de las labores que llevamos a cabo a lo largo del año.

PUENTE MANTIBLE

La leyenda de LAN

Cuenta la leyenda que el propio Carlomagno cruzó el puente de Mantible; un puente con unas dimensiones colosales: una longitud de casi 170 metros, 5 metros de anchura y hasta 30 metros de altura, a lo que había que sumar 7 arcos de medio punto. Actualmente se conservan únicamente dos de sus arcos, que desde nuestros inicios ilustran la etiqueta de Viña Lanciano, nuestro vino más significativo.

FINCA VIÑA LANCIANO

22 parcelas

Desde nuestros inicios marcamos unas reglas pioneras con las que reivindicamos que «la enología comienza por la viticultura» y concedemos todo el protagonismo al viñedo y al arte de saber respetar su ciclo natural. Un trabajo discreto de hombres y mujeres que dominan los secretos de cada una de sus parcelas, conocedores de sus tiempos y necesidades. Esta labor cotidiana preserva de manera sostenible nuestro terroir mediante el control de las podas, abonados y aclareos, hasta recoger a mano sus frutos.

Pasea sobre nuestro mapa y descubre los nombres de nuestras parcelas.

VIÑA LANCIANO

Vendimia y selección a mano

Nuestra forma de entender la enología comienza con la viticultura. Y es en el viñedo donde seleccionamos de manera exquisita nuestra materia prima. En el momento óptimo de maduración vendimiamos completamente a mano, racimo a racimo y en pequeños cestos. A su entrada en bodega, las uvas procedentes de la finca Viña Lanciano se escogen a mano en una mesa de doble selección; primero, por racimo y, a continuación, por grano.

VIÑA LANCIANO

Nuestros vinos de finca

Viña Lanciano
VIÑA LANCIANO
El alma de LAN
LAN A Mano
LAN A MANO
Un lujo artesano
CULMEN
El máximo exponente
LAN Xtrème
LAN XTRÈME
Máximo respeto
por la materia prima

Club Lanciano

Forma parte de nuestro exclusivo club privado

ÚNETE

El Club Lanciano es el espacio idóneo para disfrutar del apasionante mundo del vino de la mano de LAN y de esa búsqueda constante por reflejar la viña a través del vino.

El nombre del club es un tributo a Viña Lanciano, nuestro viñedo enclavado en un meandro del río Ebro; con sus uvas se elaboran los vinos de finca de LAN. Entre ellos, nuestro vino reserva LAN Colección Privada, un vino exclusivo para los socios de nuestro club, que no está disponible en el mercado.